martes, 13 de marzo de 2012

Geocaching en El Hierro

Inicio del sendero de Jinama
La semana pasada aprovechamos una visita a El Hierro para hacer un poco de geocaching. El Hierro es la isla canaria más pequeña (apenas 270 km2) y para los amantes de la Naturaleza debería ser una visita obligada, ya que su patrimonio natural es sencillamente espectacular (haya o no un volcán en erupción!). Además, al encontrarse apartada de los circuitos de turismo masivo de playa y chiringuito, no es infrecuente disfrutar de sus paisajes en absoluta soledad.

Otra de las ventajas de esta isla es que, aunque a base de curvas y salvando fuertes desniveles, es posible recorrerla en poco tiempo. Existe una red de senderos tradicionales muy bien señalizada, con un sendero GR que atraviesa la isla de este a oeste y 10 PR que rodean la isla. Ambas rutas están divididas en tramos, que las hacen más asequibles. Aún así, dada la orografía de la isla, predominan las rutas que ponen a prueba los gemelos a la subida y las rodillas en la bajada, asi que conviene ir en buena forma. Se puede encontrar información online sobre estas rutas en www.tourmac.info.

La profusa señalización de la red de senderos
El Hierro no está todavía saturada de cachés (mapa), pero vayas a donde vayas, casi siempre se pasa cerca de alguno. Este fue un poco nuestro caso, ya que no se trataba de una visita turística, por lo que nos limitamos a los cachés “rápidos” (nada de multis) y salvo pocas excepciones, a los que se encontraban en nuestro camino. Son casi todos de tipo tradicional y llama la atención que muchos de los cachés de esta isla fueron colocados por turistas (contando con la ayuda de geocachers de la provincia para su mantenimiento). Esto hace que su mantenimiento sea un poco precario a veces, por lo que conviene ir provisto de un “repair kit” para echar una mano por si acaso. Y ojo, es recomendable llevar los datos y mapas disponibles offline, ya que en muchas zonas de la isla la cobertura de datos es prácticamente nula.

Sería muy largo para la entrada de un blog detallar la gran cantidad de sitios interesantes que merece la pena visitar en El Hierro. Además, no es difícil encontrarlos en guías especializadas o con ayuda de los propios cachés. Tan solo destacaremos dos sitios que nos resultaron especialmente curiosos en esta ocasión y que se apartan un poco de los lugares más frecuentados por quienes suelen visitar la isla. El primero es una curiosidad geográfica: el monumento al Meridiano Cero, que pasaba por la Punta de Orchilla hasta finales del siglo XIX. El segundo lugar es el poblado de El Pozo de las Calcosas, al que solo se puede acceder a pie y consiste en un asentamiento frente a la costa, con una piscina natural y donde se conserva la forma de construcción tradicional de la isla, con gruesas paredes de basalto y techos de paja. 

Monumento al Meridiano Cero
Una casa típica de El Pozo de las Calcosas

3 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de ir a El Hierro... y por lo que veo merece la pena!!

    ResponderEliminar
  2. Cada isla tiene su propio encanto... En El Hierro también está el tema del submarinismo, con la Reserva Marina del Mar de las Calmas al sur. Por desgracia, ahora no se puede ir por culpa de la erupción submarina (a día de hoy siguen las restricciones a determinadas actividades en la zona).

    ResponderEliminar
  3. Que buen viaje! Que ganas de conocer las canarias...

    ResponderEliminar