jueves, 5 de abril de 2012

Hoodoo!

¡Hemos creado un nuevo caché! Se llama "Hoodoo!" y se localiza cerca de la presa del Pontón de la Oliva, ya en la provincia de Guadalajara. Podéis leer la descripción en geocaching.com aquí.

En geomorfología se denomina Hoodoo a un torreón pétreo aislado, producido en general por procesos erosivos. Los hay de muchos materiales, tanto sedimentarios (Parque Nacional del Cañón de Bryce, en Utah, USA) como volcánicos (Valle de Göreme, en Capadocia, Turquía). También se conocen como “Chimeneas de Hadas” o “Demoiselles coifées”. Los paisajes de Hoodoos son sencillamente espectaculares y tenemos uno muy accesible y cercano a la Sierra de Madrid, junto a la conocida presa del Pontón de La Oliva, aunque ya en la provincia de Guadalajara. Este lugar nos trae muchos recuerdos y por su singularidad merecía tener su caché. Lo hemos llamado “Hoodoo!” porque además de la razón obvia, estamos seguros de que cuando los que no conocen este lugar lo visiten, más de una vez exclamarán “Juduuú!” (o algo parecido). 

El recorrido 

El recorrido que proponemos (ver imagen de satélite) es remontar por el torrente y explorar el interior de la cárcava para admirar los Hoodoos desde su base. Merece la pena, de verdad. Luego, salir de la cárcava por su parte superior y regresar por la senda que discurre paralela al norte del torrente [click aqui para descargar el tracklog en GPSies]

Recorrido hacia Hoodoo!
La distancia a recorrer son unos 3.8 km (ida y vuelta), en su mayor parte por terreno con escasa pendiente y no excesivamente accidentado. Sin embargo, al tratarse de remontar una torrentera, la pendiente se vuelve más abrupta conforme llegamos a su cabecera y el terreno en ocasiones se estrecha y está cubierto por cantos rodados. Esto se nota sobre todo en el interior de la cárcava, que os animamos a explorar. Si se realiza el recorrido propuesto, el tramo final de ascenso hacia el exterior de la cárcava es bastante empinado (ver perfil de la ruta). Son solo unas decenas de metros, pero conviene tenerlo en cuenta. 

Perfil del recorrido propuesto
La salida de la cárcava por ese lugar quizá no sea buena idea si se va con niños pequeños, pero esto es algo que debe evaluar cada uno en función de su capacidad o limitaciones. Si se decide no afrontar la subida por ese tramo, lo mejor es deshacer lo andado bajando por el torrente y ascender por la senda que proponemos para la bajada. Y por supuesto, en la parte superior de la cárcava mantened a los niños y mascotas a una distancia prudencial del borde. La caída es considerable. 

IMPORTANTE: Es un recorrido para hacer con buen tiempo. Si llueve, muchos tramos pueden convertirse en un auténtico barrizal resbaladizo y el interior de la cárcava puede resultar peligrosa, tanto por ese motivo como por desprendimientos o fuertes avenidas que puedan producirse, lo que también afecta a los sectores más angostos de la torrentera. 

A continuación, unas fotos del recorrido y lo que podemos encontrar a lo largo del mismo. Esperamos que tengais oportunidad de visitar este caché y que os guste buscarlo tanto como a nosotros ponerlo.

La torrentera empieza a estrecharse
Entrando en la cárcava, con un hodoo al fondo
Un par de vistas de los Hoodoo en el interior de la cárcava.

Según ciertas leyendas amerindias los Hoodoo eran antiguos seres gigantescos que fueron castigados por su mal comportamiento. De hecho, este hoodoo aún conserva su cara de enfado ¿lo veis?

La vista desde fuera de la cárcava, a la bajada, que hemos utilizado como portada de nuestro caché

ACTUALIZACIÓN: Hemos añadido en el blog un vídeo grabado durante la excursión que hicimos para planificar e instalar este caché. Lo podéis ver en esta entrada "Hoodoo! : el video"

3 comentarios:

  1. Objetivo fijado, tiene muy buena pinta! La haremos en breve!

    ResponderEliminar
  2. Pues habrá que ir a por el... Tiene una pinta estupenda!!

    ResponderEliminar
  3. Es un lugar muy curioso. Hacer el recorrido propuesto permite verlo todo desde distintos puntos de vista. Esperamos que os guste!

    ResponderEliminar