miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cuidemos las coordenadas

Una parte básica del geocaching se basa en proporcionar unas buenas coordenadas para los cachés (ver el punto II.1 de las directrices de geocaching). Por desgracia, las prisas, no contar con una buena recepción GPS o con un buen receptor GPS, hacen que con frecuencia (y parece que cada vez más) nos encontremos con cachés cuyas coordenadas dejan bastante que desear, lo que supone una buena dosis de frustración a la hora de buscar.

En la ciudad, donde los GPS pueden tener problemas para adquirir una buena señal, la solución más aconsejable es afinar las coordenadas usando las vistas de satélite que nos proporcionan aplicaciones como GoogleMaps. Sin embargo, en el campo esta solución no es la mejor (o simplemente no es posible) y aquí conviene que aprendamos a tomar unas buenas coordenadas con nuestro GPS.

En ocasiones, con buena recepción de satélites y un buen GPSr, basta con tomar un sencillo waypoint tras esperar unos minutos hasta que las coordenadas aparecen fijas y el error indicado por la unidad es bajo (en general en torno a 5 m).

Por desgracia, esta situación ideal no siempre se presenta, por lo que no está de más obtener un valor promediado de las coordenadas. ¿Y cómo se hace esto? Vamos a intentar echaros una mano y en una serie de entradas os explicaremos cómo conseguir unas buenas coordenadas para nuestros cachés.

La primera lección, la semana próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario