viernes, 8 de septiembre de 2017

Actualización de Directrices

La reciente revisión de las directrices de geocaching para esconder un caché (las famosas “guidelines”) no es solo una modificación estética y hay algunos cambios que afectan a la forma en la que se ha escondido hasta ahora.

Leer y conocer las directrices debería ser obligatorio para todo geocacher y estas nuevas directrices facilitan la labor al estar mejor redactadas en general. En cualquier caso, los revisores están ahí para echarnos una mano. Recordad que son nuestros colegas y estarán encantados de resolver nuestras dudas.

Y dicho esto, aquí van algunos puntos que nos han llamado la atención en esta revisión (y que no implica que sean necesariamente cosas nuevas) y nuestro comentario personal al respecto:
  • A todos se nos ha enseñado que NO se puede enterrar un caché. Bueno, pues ahora se añade la excepción de que un caché SI puede estar enterrado, pero SOLO si se cuenta con permiso explícito del propietario del terreno.
    Comentario: Tal como está redactada la norma (y esto no ha cambiado) y si no se tiene permiso, no se puede excavar para esconder un caché. Nada. Ni un poquito. Pero en la práctica esa prohibición siempre se ha aplicado con cierta indulgencia y usando el sentido común. Así, son muchos los cachés que no están enterrados pero que para esconderlos o camuflarlos se ha necesitado hacer un pequeño/ligero hueco en el terreno. Seguro que conocéis más de un caso.
    Sin embargo la nueva frase “con permiso del propietario del terreno” añade espinas al tema, especialmente en España donde buena parte del territorio es propiedad de alguien. La obligatoriedad de contar con permiso explícito del propietario del terreno siempre ha estado ahí para todo tipo de cachés, pero tampoco se ha aplicado nunca de forma estricta. Si se hiciera, muchos cachés en España serían ilegales
  • Ahora se especifica claramente que el libro de registro debe ser “físico, sustituible, fácil de firmar y estar DENTRO de un contenedor”.
    Comentario: esto afecta a muchos cachés creativos en los que el logbook no está dentro de un contenedor y/o no es sustituible, como los que se firmaban sobre un muro. Pero la nueva norma parece incluir además muchos de esos cuyo libro de registro está pegado a un imán plano, que hace las veces de camuflaje. Una práctica más frecuente de lo que parece. En esos casos va a haber que meterlos en una bolsita o algo así para cumplir con la norma.
  • No recordamos si esto ya estaba dicho pero se indica que “Los propietarios de cachés que no mantienen sus cachés de una manera oportuna, pueden perder de forma temporal o definitiva el derecho a listar nuevos cachés en Geocaching.com
    Comentario: Atentos a este tema, seguro que va a levantar controversia. ¿Cuándo se considerará que un propietario no mantiene su caché “de manera oportuna”. Me temo que dejen el tema en manos de ese misterioso “algoritmo” que inventaron no hace mucho y que define la “salud” de un caché (Cache Health Score).
  • Otro cambio “importante” para los wherigo es que las coordenadas finales deben estar a 3.2 km de las iniciales.
    Comentario: Esto antes no era así y solo se aplicaba a los cachés tipo mystery, por lo que los wherigo se habían convertido en una opción más flexible para la creación de Geoarts. Con este cambio, se acabó el chollo.
  • Respecto a los eventos, no hemos detectado cambios importantes, excepto que no se pueden celebrar eventos en o cerca de centros de transporte como Aeropuertos, Puerto de cruceros, Estaciones de tren etc.
    Comentario: Tampoco estamos seguros de que esto no estuviera ya en las normas anteriores, pero nos parece bien. Hemos llegado a ver eventos convocados en el interior de aeropuertos y siempre nos ha parecido inapropiado.
Seguiremos aprendiendo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario